Make your own free website on Tripod.com

METALES FERREOS
Principal Arriba METALES FERREOS METALES NO FERREOS

 

 

METALES FÉRREOS Y ACERO

Los RSU normalmente contienen aproximadamente el 6 por 100 de latas de hojalata y de otros productos de acero. El porcentaje ha disminuido algo durante la ultima década porque los recipientes de acero para bebidas han sido sustituidos por recipientes de aluminio y plástico.

Los bienes de consumo que normalmente no se desechan en los RSU pero que si están disponibles para su recuperación incluyen: aparatos domésticos e industriales (bienes de línea blanca), electrodomésticos rotos o viejos y automóviles. Otras fuentes de acero son: tuberia cortada o vieja, materiales desechados de la construcción, chatarra industrial y virutas de talleres de mecánica, rechazos de la construcción, puertas de acero, despachos, estanterias, bicicletas, etc.

La demanda de chatarra de acero esta relacionada con la economía global y con la demanda de coches nuevos, de maquinas-herramienta y de equipa-miento pesado de construcción. Históricamente, la demanda ha sido cíclica, pero ahora parece estable debido a la mejora en la competitividad de la industria del acero en Colombia y al crecimiento del numero de pequeñas fabricas, que utilizan casi el 100 por 100 de la chatarra.

La demanda en el extranjero también proporciona un fuerte mercado; en 1990, las exportaciones de chatarra de acero eran aproximadamente de 12,6 millones de toneladas.

Posibilidades de reutilización y reciclaje

Las principales categorias de metales férreos actualmente recuperados de los RSU son botes de hojalata y chatarra metálica. A continuación se revisan las posibilidades para la reutilización de estos materiales.

Latas de acero. Las latas de acero (también conocidas como latas de ho­jalata por el recubrimiento de estaño utilizado para controlar la corrosión) se recuperan del flujo de residuos a través de programas de recogida en acera y en centros de recogida o IRM. A menudo, las latas se mezclan con materiales no férreos cuando se entrega a centres de recogida y deben ser separadas magnéticamente, compactadas y transportadas a una instalación de desestancamiento.

La mayoria de las plantas de desestanamiento, primero, trituran las latas, esta actividad también sirve para despegar rechazos de comida y etique-tas de papel. Se utiliza un sistema de vacio para separar estos materiales extraños. Después se selecciona magnéticamente el material triturado para separar el aluminio (en latas bimetalicas) y otros materiales no férreos.

Después se separa el estaño del acero limpio, bien mediante el calentamiento en un homo, para volatilizar el estaño, o bien mediante un proceso químico, utilizando hidroxido de sodio y un agente de oxidación.

El estaño se recupera de la disolución mediante electrolisis y se forma en lingotes (normalmente, se recuperan aproximadamente de 2,5 a 3 kilos de estaño por tonelada. De latas).

El acero sin el estaño separado químicamente se utiliza principalmente en la producción de acero nuevo. La chatarra que tiene estaño separado con calor no es apta para la producción de acero, porque el calor produce la difusión de parte del estaño en el acero y aparece como una impureza en el acero nuevo.

En cambio, se utiliza para producir cobre y se vende una pequeña cantidad a la industria de pintura, para emplearse como fuente de dioxidos de hierro. A lo largo del país, aproximadamente el 96 por 100 de las latas de acero recuperadas se utilizan para producir acero nuevo y solamente el 4 por 100 se utilizan para producir cobre

En el proceso de extracción del cobre, se tratan los minerales de cobre con ácido sulfúrico para producir sulfato de cobre y la disolución se lixivia a través de la chatarra de acero para producir sulfato Ferrico, precipitándose el cobre metálico. Aproximadamente se necesitan 1,65 toneladas de chatarra de acero para producir una tonelada de cobre; es deseable una chatarra de acero con una alta relación área superficial / peso, lo que hace de las latas de acero un material excelente.

La mayoría de las latas de acero recogidas en California y en el Suroeste de Estados Unidos son utilizadas en la producción de cobre en las minas de Utah y Arizona.

El mayor impedimento para el reciclaje de latas de acero es el alto coste de su transporte, especialmente en los estados del Oeste. El precio de mercado para las latas de acero esta limitado por el precio del acero nuevo; no se esperan, entonces, importantes subidas en el valor de las latas.

Normalmente, los centres de reciclaje recuperan sus costes de recogida, procesamiento y entrega de latas solamente si el comprador esta cerca geográficamente, porque el coste del transporte hasta la instalación que separa el estaño es usualmente el mayor gasto.

A pesar de la rentabilidad marginal, se espera un incremento en los programas de reciclaje de latas de acero como consecuencia de la legislación sobre desvío de residuos fuera del vertedero.

Electrodomésticos. Automóviles y chatarra de acero miscelánea.

Los bienes de línea blanca, los automóviles y los productos de acero usado misceláneos normalmente son procesados por comerciantes de chatarra y desguaces de coches, quienes consolidan y empacan el material para los distribuidores y usuarios finales

El primer paso en el proceso de reciclaje es la separaci6n de materiales útiles o peligrosos. Los comerciantes de chatarra que procesan electrodomésticos deben separar motores (que pueden contener PCB, utilizados anteriormente en los capacitadotes de arranque) y compreso-res (que contienen refrigerantes clorofluorocarburos). Los desguaces de coches separan depósitos de combustible, baterías, neumáticos y artículos comercializadles, como lunas y radiadores. Si se dejan intactos los motores y los ejes de transmisión, entonces hay que drenar completamente los aceites y los líquidos de transmisión.

Los electrodomésticos, automóviles y artículos voluminosos se compactan y se mandan a una trituradora. La trituración y la separaci6n magnética se utilizan porque no es rentable recuperar acero pieza por pieza; la trituración también incrementa la densidad en bruto para un transporte más rentable. Las trituradoras industriales reducen automóviles (incluyendo el bloque de motor y el eje de transmisión) a trozos pequeños que son aptos para la fundición en un homo eléctrico. Hay aproximadamente 22 trituradoras en Estados Unidos, no se tiene conocimiento muy amplio en Colombia, en estas existentes, se procesaron aproximadamente 19 mil partes de vehículos en 1990 así como electrodomésticos y otros productos de acero voluminosos. No se tritura toda la chatarra; los procesadores industriales también preparan balas de chatarra de acero pesado y de lamina metálicas aplanadas.

Especificaciones para materiales férreos recuperados

Las especificaciones para latas de acero y metal de chatarra están bien definidas. Sin embargo, hasta que no exista mas material en el futuro, probable-mente no se impondrán especificaciones más rigurosas.

Latas de acero. Generalmente se acepta que la mayoría de los consumido-res reciclaran las latas de acero solamente si es muy conveniente, porque el precio en el mercado es demasiado bajo como para proporcionar un incentive económico. Incluso con los programas en acera, se requiere algo de esfuerzo por parte del consumidor para preparar las latas para su recuperación.

Los requisitos varían según el Estado; por ejemplo, el Estado de Washington requiere que se separen las etiquetas, mientras que en California no existen este requisitos (para la mayoría de las latas de Washington, el estaño se separa químicamente, mientras que las de California utilizan calor).

El Instituto para el Reciclaje de Latas de Acero ofrece las siguientes lineas directrices generales se anima a los consumidores a separar las etiquetas de papel, lavar las latas (con detergente sí es posible) y aplastarlas.

Los extremes que han sido separados pueden reinsertarse antes de aplastarlas. Las tapas de botellas y botes pueden reciclarse con latas de acero. Las latas de aerosoles son aceptables para el reciclaje si están vacías. Se deben separar las tapas de plástico, pero los pitones atomizadores pueden dejarse intactos. Las latas de pintura son reciclables solamente si queda una capa fina y seca de pintura. Las tapas deben estar sueltas.

Los operadores de centros de recogida y los comerciantes de chatarra consolidan y empacan las latas tal como lo requieren los usuarios finales.

 

Otra chatarra triturada y compactada. Los comerciantes y los procesa-dores de chatarra consolidan y empacan materiales compactados y triturados según las especificaciones del comprador y las normativas del ISRI (Instituto de Industrias del Reciclaje de Chatarra, Washington, DC), que es aceptadas por toda la industria. Los distribuidores o los usuarios finales siempre deben verificar estas especificaciones.

 

        Copyrights © COORSINDELCA