Make your own free website on Tripod.com

CLAVES PARA EL RECICLAJE
Principal Arriba INFORMACION GALERIA DE FOTOS QUIENES SOMOS SERVICIOS CLAVES PARA EL RECICLAJE

 

 

CLAVES PARA EL RECICLAJE DE MATERIALES

 

Las cuestiones fundamentales en el reciclaje de materiales incluyen la identificación de: 1) los materiales que se van a desviar del flujo de residuos, 2) las posibilidades de reutilización y reciclaje y 3) las especificaciones de los compradores de materiales recuperados.

 

Identificación de los materiales

Los gestores de residuos sólidos procuran maximizar la vida de un vertedero y minimizar los costes de operación, a menudo dentro de un marco legislativo que requiere que se desvíen fuera de los vertederos un cierto porcentaje de los residuos sólidos recogidos, o que obliga a una prohibición total en la evacuación de ciertos materiales, por ejemplo, los residuos de cosecha. Los gestores deben decidir que materiales deben separarse del flujo de residuos para cumplir los objetivos de desviación.

Esta decisión se complica por el hecho de que muchos materiales (por ejemplo, vidrio) tienen mercados débiles o no se pueden transportar de una forma rentable.

Otro problema es que los materiales con un alto valor en el mercado (por ejemplo, aluminio) a menudo son recuperados por los consumidores y conforman solamente una pequeña parte del material que entra en el sistema de gestión de residuos, reduciendo así el potencial de ingresos.

 Identificación de las posibilidades de reutilización y reciclaje

Los gestores encargados del desarrollo de un programa de reciclaje deben tener en cuenta los mercados para los materiales recuperados, la infraestructura de recogida y el coste global.

Los mercados para los materiales recuperados existen solamente cuando los fabricantes o procesadores necesitan estos materiales o pueden usarlos como sustitutos rentables de materias primas; por tanto, el mercado depende de la calidad de los materiales, de la capacidad global de la industria y del coste de las materias primas en competencia.

En la mayoría de los casos, los materiales recuperados son inferiores en calidad a los materiales vírgenes, por lo que el precio en el mercado tiene que ser atractivo para los compradores. También se crean mercados con una legislación que desarrolle una demanda a largo plazo y con los avances tecnológicos.

Bajo valor de los plásticos recuperados. El plástico usado tiene un valor bajo porque los materiales vírgenes son relativamente baratos. Existe un es-caso incentivo financiero para su recogida y, por lo tanto, hay que legislar su reciclaje. Aproximadamente el 30 por 100 de las botellas de bebidas circulantes den el valle del cauca de dos litros que podrían ser recuperadas por los procesadores procederían del Norte del Cauca.

Falta de infraestructura. La infraestructura para la recogida y el procesamiento de plásticos no es nacional (como lo es la del aluminio), sino que, por lo general, esta limitada a zonas locales. En consecuencia, muchos consumidores que desean reciclar se encuentran con que esto no es posible. Otra consecuencia es que no existe una fuente fiable y continua de suministro de material recuperado para los fabricantes y procesadores.

Bajo peso especifico. La relación volumen-peso de los plásticos no es muy alta, especialmente para productos como espuma de poliestireno (PS). Las comunidades mas aisladas no pueden costear la recogida y transporte de plásticos, y nadie esta dispuesto a ir y recogerlos.

Las pruebas de compactación en vehículos, hasta la fecha, no han tenido éxito y la granulación no es un procedimiento aceptable hasta que no se separen todos los plásticos. El peso relativamente bajo obliga, también, a las comunidades con programas de desviación a centrarse en otros materiales.

Contaminación potencial. Las botellas de plástico llevadas a los procesadores están frecuentemente contaminadas por elementos extraños o por plásticos no deseados. Los materiales extraños, como comida y rechazos de productos, causan un desgaste prematuro sobre los granuladotes y sobre otros equipamientos; Los plásticos no compatibles degradan la calidad del «reciclado» producido y es precise separarlos.

Infraestructura de recogida. La recuperaci6n de recipientes de aluminio para bebidas es la única que ha establecido una red nacional de centres regionales para el transporte y el procesamiento. Idealmente, el desarrollo de una infraestructura de recogida deberia seguir la demanda del mercado, es decir, el valor del material recuperado debería ser el suficiente como para soportar el coste de su recogida, procesamiento y transporte.

Los procesadores de materiales recuperados, normalmente, establecen plantas de procesamiento en zonas altamente pobladas, con grandes cantidades de materiales recuperables. Los recicladores deben soportar el coste del transporte a estas instalaciones centralizadas. El coste de la recogida y del transporte hasta los compradores, comparado con el precio pagado por los materiales recuperados, es normalmente la raz6n de que las comunidades más pequeñas no hayan sido capaces de mantener programas de reciclaje sin subvenciones.

 

Subvenciones para programas de reciclaje. Los gestores de residuos solidos, a menudo, tienen un control limitado sobre la economía de los programas. Aunque la legislación sobre desviaci6n fuera de vertederos ha sido aprobada en muchos estados y los programas de reciclaje están llegando a ser muy comunes, pocos programas municipales son autosuficientes; Generalmente son subvencionados por los contribuyentes o por los abonados al servicio local de recogida y transporte de residuos.

 

El tipo de sistema de recogida (por ejemplo, en acera, centro de recompra), la longitud de los itinerarios de recogida, el terreno, el grado de selección requerido y el sistema de transporte, todos, influyen en los costes del programa.

 

En zonas rurales y en el Oeste de Colombia, la distancia a los mercados hace que los costes de transporte sean prohibitivos para muchos materiales.

 

Los programas con éxito normal-mente existen solamente para aquellos materiales que tienen una demanda muy alta, tales como latas de aluminio o botellas de plástico de dos litres para bebidas. Como regla general, el mercado para materiales recuperados es un mercado a favor de los compradores, y mientras se incrementa él numero de programas de recogida y se incrementa el suministro del material recuperado, desciende el precio ofrecido para algunos materiales.

Cumpliendo las especificaciones para materiales recuperados

Los procesadores y los usuarios finales de los materiales recuperados requieren que los materiales sean homogéneos y estén libres de contaminantes que producirían defectos en los productos o danos en la maquinaria; muchos compradores también requieren que el material empacado este compactado en tamaños y pesos específicos.

Algunas industrias se adhieren a normativas estrictas y no pueden tolerar, incluso, niveles muy bajos de contaminaci6n (por ejemplo, fabricantes de recipientes de vidrio); Otros procesan los materiales suficientemente como para separar casi todos los materiales extraños (por ejemplo, compradores de latas de hojalata y aluminio. Por lo general, hay menos contaminaci6n en los materiales separados en origen, pero la recogida requiere mas mano de obra, y muchas comunidades eligen seleccionar todos los materiales en una instalación centralizada de recuperación de materiales (IRM).

En muchas regiones, los mercados para los materiales no están manteniendo el ritmo del volumen recogido y se prevé que los compradores van a ser más exigentes con las especificaciones; en consecuencia, los vendedores ya no tendrán mercados asegurados y estarán en competencia para vender los materiales. Como las especificaciones para los materiales recuperados se hacen cada vez mas restringidas, los gestores de programas de recuperación devenían tener en cuenta las especificaciones de los compradores en el momento de elegir los sistemas de recogida y selección, especialmente cuando quedan implicadas grandes inversiones.

 

        Copyrights © COORSINDELCA